jueves, 1 de mayo de 2014

Miedo y ansiedad



MIEDO  Y ANSIEDAD
                                                                                          Lic.Mónica Arcas


La ansiedad es un componente de la vida psíquica del sujeto, es parte de la vida. Para muchos autores no existe diferencia en cuanto al concepto entre ansiedad y angustia, para otros, en cambio la angustia tiene mayores visos depresivos, con mayor paralización motriz, presentando la ansiedad un mayor grado de inquietud motriz.
Pero para hablar de ansiedad tenemos que referirnos a su antecesor directo que no solo afecta al ser humano sinó a toda la cadena de animales superiores que es la REACCION DEL MIEDO.
El miedo es uno de los instintos básicos de defensa. En los animales inferiores no se manifiesta miedo, pero sí existe una reacción de huida, que se produce ante obstáculos  o amenazas del medio ambiente. En la evolución del S.Nervioso aparece un grado mayor de conciencia que comienzan a anticipar el peligro al que está asociado. Los condicionamientos reflejos hace que el animal no reaccione solo ante el peligro real, sinó ante las señales que normalmente están asociados ante dicho peligro. Frente a  ello su organismo reacciona y se prepara para huir, luchar o simplemente paralizarse como último intento de liberarse de una muerte segura. De modo que todo el organismo actúa con un sistema de alerta , su sistema noradrenérgico se pone en juego a través de la aceleración cardíaca, aumento de la presión arterial, aumento de la secreción glandular, mayor tensión muscular, aumento de la motricidad, etc. Los animales que evidencian estar menos provistos de estructuras defensivas deben estar más atentos y vigilantes a las señales de peligro, como los olores, los ruidos bruscos o movimientos inesperados, la reacción inmediata de los cachorros será la búsqueda de resguardo junto a sus miembros adultos, pues saben que éstos disponen de recursos para defenderlo.Existe un paralelismo entre estas conductas y el comportamiento del niño quien al perder de su campo perceptual a sus padres echará a correr en su búsqueda o llorará para restablecer su presencia, por eso el miedo a los extraños que tiene el niño proviene de los mecanismos de protección ante lo desconocido. Es evidente que en los seres humanos no heredamos los circuitos cerebrales y neurofisiológicos en forma pura que nuestros antepasados. Pero muchas personas debido a influencias genéticas , formación medioambiental y condicionamiento cultural actúa mas como depredado que depredador, con una mayor predisposición a la angustia, donde su sistema de alarma funciona con mayor actividad. 

Ansiedad normal: Es la más común de las emociones humanas y se encuentra presente durante la vida. Es la reacción que presenta el sujeto ante la percepción de una amenaza o peligro y la función que tiene es la la protección, ya que adapta a la persona a un tipo adecuado de reacción. Es probable que ante un estímulo muy intenso (por ejemplo: explosión, gritos,etc), la reacción del organismo sea la de huída, paralización o enfrentamiento. Los términos, angustia, nerviosismo, inquietud, tensión, temor o miedo representan descripciones de diferentes vivencias relacionadas con la ansiedad. Lo normal se basa en preocupaciones  actuales o de futuro inmediato que desaparecen en cuanto se resuelve efectivamente el problema. Es acotada, esta relacionada con estímulos estresantes que implican una amenaza real o bien un desafío al que se impone el sujeto.
Ansiedad patológica: También denominada neurótica, es desmedida, desproporcionada, persistente, planteando un futuro incierto  o amenazante  y va restringiendo la autonomía de la persona y su desarrollo personal.

q  En que consiste una respuesta ansiosa?

Consiste en un conjunto de manifestaciones que se pueden agrupar en tres áreas:

SINTOMAS FISIOLOGICOS O SOMATICOS

v Respiratorios: Sensación de ahogo, disnea, ritmo acelerado de la respiración.(hiperventilación).
v Síntomas gastrointestinales: Dificultad para deglutir, flatulencias, náuseas, vómitos, borboritmos, diarreas, cólicos intestinales, estreñimiento.
v Síntomas genitourinarios: Micción frecuente, micción urgente, amenorrea, eyaculación precoz, impotencia, frigidez, disminución de la líbido.
v Síntomas neurovegetativos:Sequedad de mucosas(boca y lagrimales),Sudoración excesiva

v Síntomas cardiovasculares: taquicardia, palpitaciones, pulsaciones vasculares pronunciadas, dolor precordial.
v Síntomas neurológicos: Temblores, hormigueos o parestesias, cefaleas tensionales, contracturas, hipersensibilidad a los ruidos o luces intensas, mareos e inestabilidad en cuerpo y manos.
v Síntomas psicofísicos: Fatigabilidad excesiva y agotamiento.

SINTOMAS MENTALES O COGNITIVOS

Si la ansiedad es persistente dá lugar a que las funciones superiores del yo se vean restringidas y comienzan a generarse pensamientos caracterizados por distorsiones (pensamiento rígido y polarizado), a imágenes o ideas negativas que aumentan y retroalimentan los síntomas.
v Pérdida de objetividad y de la capacidad para pensar con lucidez.
v Temor o estado aprehensivo.
v Preocupaciones exacerbadas.
v Sentimientos de minusvalía o baja autoestima.
v Incapacidad para afrontar diversas situaciones (el sujeto se percibe con menos recursos de los que realmente cuenta).
v Apatía.
v Indecisión y dudas.
v Sensación de sentirse amenazado, y aparición de pensamientos negativos anticipatorios (Ansiedad anticipatoria).

SINTOMAS COMPORTAMENTALES

v Inquietud motora e hiperactividad.
v Parálisis motora o inmovilidad (enlentecimiento).
v Movimientos torpes, temblorosos o desorganizados.
v Tics mioclónicos, tartamudeo.
v Conductas evitativas, postergatorias o de alejamiento de la situación temida.             
       

Diferencias entre ansiedad y angustia

Las palabras angustia y ansiedad tienen diferencias “sutiles” en cuanto a su origen y significado.
Ansiedad deriva etimológicamente del término anxietas, que significa congoja o aflicción. Consiste en el malestar psicofísico que se caracteriza por la sensación de inquietud, intranquilidad, inseguridad y desasosiego ante lo que se vivencia subjetivamente como una amenaza y cuya causa es desconocida para el sujeto.
Angustia deriva de la palabra alemana “Angst” que significa estrangulamiento, constricción, sofocación estrechez u opresión precordial y epigástrica, que llegando a niveles muy agudos se convierten en un estado que paraliza al individuo, transformándose en una sensación de pánico.

Angustia Automática: Es la reacción del individuo ante una situación traumática, es decir sometido a la influencia de excitaciones, de origen interno o externo, que es incapaz de controlar, es opuesta a la concepción de angustia señal, para el psicoanálisis. La expresión de angustia automática o traumática fue introducida por Freud (1926), en Inhibición , síntoma y angustia, como un fenómeno automático, y como señal de alarma, la angustia debe considerarse como un producto del desamparo psíquico, como respuesta directa ante una situación traumática o a su reproducción. Por situación traumática se refiere a un aflujo de excitaciones intensas y no controladas , junto con la incapacidad del sujeto de responder  a él adecuadamente y el trastorno consecuente que provoca en la organización psíquica, ya que el aflujo de excitaciones es excesivo en relación al nivel de tolerancia del aparato psíquico.

Angustia señal: Este es un término introducido en el año 1926 por Freud para designar a un dispositivo puesto en acción por el yó ante una situación de peligro, con vistas a evitar el ser desbordado por el aflujo de excitaciones. La señal de angustia reproduce en forma atenuada la reacción de angustia vivida primitivamente en una situación traumática, lo que permite poner en marcha los mecanismos defensivos (represión).

















Bibliografía consultada:
Dr.Sigmund Freud: Inhibición, Síntoma y Angustia. 1926 Amorrortu Editores Vol.20.1979.
Dr.Alfredo Cía: Estrategias para superar el pánico y la agorafobia, El Ateneo, 1999.
Dr.Herbert Chappa: Pánico y Agorafobia. Abordajes cognitivo y farmacológico. Cap.I. Ed.Salerno,Bs.Aires,1997.

J.Laplanche, y J.Pontalis: Diccionario de psicoanálisis. Ed.Labor.1981

No hay comentarios:

Publicar un comentario