lunes, 9 de enero de 2017

CORMOBILIDAD ENTRE DEPRESION Y ALCOHOL


Los pacientes con estado depresivo mayor muchas veces presentan consumo de alcohol, lo que llamamos comorbilidad entre TDM y TCA(trastornos por consumo de alcohol) ambas patologías son prevalentes y constituyen un problema muy complejo en la salud, ya que el sujeto con estas adicciones está afectado en muchas áreas vitales (salud, familia, laboral y de inserción social), pero principalmente se observa que las tasas de suicidio en esta comorbilidad es alta, asi como en el caso de depresión bipolar y abuso de alcohol y/o sustancias (policonsumo)- El cuadro de depresión mayor junto con el consumo de alcohol en forma adictiva son cuadros muy prevalentes que se observa hoy en la clínica. Es de observar que la ingesta de alcohol constituye la adicción más precoz y más común en la actualidad, estudios ya han hablado de ingesta de alcohol de manera regular en poblaciones preadolescentes.
Las comorbilidad de depresión sumado a la ingesta de alcohol supone un aumento de agresividad y tambien un indicador de agravamiento que puede llegar a ideas de suicidio. De hecho los pacientes con tendencias de agresión e impulsividad suelen tener una mayor tendencia al suicidio.
En el tratamiento de estas patologías duales es importante el abordaje de la depresión evaluándolo con escalas validadas como la Escala Hamilton de depresión, inventario de depresión de Beck, escalas especificas de craving al alcohol (EMCA) y de impulsividad (IRS) a modo de obtener información que no solo es importante para que el médico tratante prescriba en el tratamiento farmacológico, sino que los aportes de datos derivados de las mismas ofrece al terapeuta cognitivo información para proceder a técnicas especificas para ambas patologías asociadas. Fundamentalmente es importante ver que estructura de base posee el paciente, asi como los recursos yoicos y defensas adaptativas cuenta, como la cronicidad de la patología.
En muchos de estos casos se encuentran trastornos de la personalidad que no han sido tratados adecuadamente, especialmente los trastornos de personalidad límite, donde en un primer plano podemos encontrar polifobias y conductas adictivas asociadas al cuadro que se van observando dentro del tratamiento.
Lo que se observa es que la conjunción de trastornos depresivos junto con alcoholismo suelen presentar antecedentes previos de estados depresivos, ideaciones suicidas e internaciones previas, y con un indicador mayor cuando están combinados con abuso de sustancias tales como la cocaína, o drogas de diseño. A diferencia de los pacientes alcohólicos no depresivos, los que sí lo están presentan mayor ingesta diaria de alcohol, o sea la depresión es un agravante en la potencialidad del consumo de alcohol, especialmente en jóvenes pertenecientes a familias disfuncionales donde no se observan redes de contención.
Las intervenciones terapéuticas destinadas a focalizarse en los estados de depresión (reestructuración cognitiva en depresión) y control de la ingesta de alcohol ayudan a reducir la morbilidad de ambas afecciones. Requiere un tratamiento psicológico exhaustivo con mucho compromiso en la alianza terapéutica para la remisión del cuadro.

Lic Monica Arcas  Consultas 4798-9030

No hay comentarios:

Publicar un comentario