sábado, 1 de octubre de 2016

SESGOS ATENCIONALES EN LA ANSIEDAD

Sesgos atencionales en la ansiedad

Lic Mónica Arcas  

Cuando nuestro organismo percibe un peligro se pone en acción una serie de
 Cambios que se producen:

1.   Agudizar los sentidos respecto de estímulos relevantes indicadores de la evolución de la amenaza (ruidos, olores, movimientos) – atención selectiva, sesgo atencional.

2.   Obstaculizar la recepción y procesamiento de otros estímulos no relacionados con la amenaza (textura, color, valor nutritivo). El sistema de alerta considerará una distracción injustificada atender otra cosa que no fuera el posible peligro inminente, o por venir.

3.   Relacionar con la amenaza posibles indicios normalmente neutros, o de procedencia incierta, y susceptible de varias interpretaciones -sesgo interpretativo.

4.   La recuperación de informaciones almacenadas en la memoria sobre inconvenientes y peligros –sesgos memorístico- , particularmente aquellas asociadas o asociables a la situación y circunstancia.
5.   Prepararse para respuestas de huida, búsqueda de protección y condiciones de seguridad, o evitación del daño.
6.   Los llamados “sesgos atencionales e interpretativos han sido muy estudiados en los Trastornos de ansiedad, los sujetos ansiosos tienen una selección muy particular a prestar atención e interpretar todo aquello que este relacionado con aquello temido, por ejemplo una persona que sufre ansiedad y esta desocupada, prestara atención en los medios graficos, televisivos de notas relacionadas con su problemática en prevalencia a otras noticias.
En general, los estudios empíricos muestran que aquellas personas con un sistema de alerta más sensible, vinculado a factores predisposicionales de origen biológico o a la ansiedad como rasgo de personalidad, muestran una mayor tendencia a los sesgos antes citados.
Sesgo atencional
En general, ante situaciones de peligro, la atención se dirige selectivamente a señales de peligro relacionadas con la amenaza y su evolución, viéndose obstaculizada la recepción y el procesamiento de otros estímulos no relacionados con la amenaza. La ansiedad, como sistema de alerta considerará una distracción injustificada atender otra cosa que no fuera el posible peligro inminente, o por venir.
En el estudio del sesgo atencional hay dos enfoques.
 El primero lo relaciona con la vigilancia o expectativa, también llamado sesgo pre-atentivo, en el cual se produce una orientación hacia material de carácter amenazante de probable aparición.El de sesgo atencional consiste en la atención preferente hacia estímulos indicadores de peligro o amenaza potencial, en comparación con estímulos emocionalmente neutros, particularmente cuando unos y otros se presentan de modo concurrente.
En segundo lugar, el conocido como sesgo de procesamiento del estímulo, en el que la atención se centra en procesar un estímulo presente de carácter negativo.Es decir, ante situaciones de peligro, la atención se dirige selectivamente a señales relacionables con la amenaza y su evolución.
Sesgo interpretativo

El sesgo interpretativo -recordemos, considerar estímulos ambiguos, equívocos, como indicadores de peligro-, se expresa de formas diferentes según el caso: en el trastorno de ansiedad generalizada, es amplio y genérico, referido a múltiples y diversas amenazas; en pacientes afectados por ansiedad de evaluación el sesgo de interpretar negativamente estímulos ambiguos afecta a los relacionados con la valoración o imagen social; en el caso de los hipocondríacos se produce sobre estímulos neutros relacionados con la salud: molestias inespecíficas, dolores de cabeza intrascendentes, etc.
Es más probable que se produzca este sesgo en personas con altos niveles de ansiedad rasgo que se encuentran bajo situaciones de estrés.


No hay comentarios:

Publicar un comentario